Meditacion y mindfulness

Práctica: Escáner corporal para niños

by

Nota: En este artículo hay enlaces de afiliados. Si decides comprar alguno de esos productos siguiendo el enlace en esta página, me llevaré una comisión y estarás ayudando a mantener este blog. ¡Gracias!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

El escáner corporal es una de las meditaciones más básicas que existen (y también de las más efectivas para iniciarse en la autoconsciencia).

Este tipo de meditación nos permite entrar en contacto con el momento presente porque las experiencias corporales no ocurren en la mente, sino sólo en este momento.
Es por eso que las sensaciones corporales, en especial la de la respiración, se usan como ancla durante la meditación. Siempre están presentes y no se pueden desconectar.

La mente y sus limitaciones

La mente no es capaz de mantener la atención en varias cosas a la vez.
Eso que llamamos multitarea no ocurre realmente así, no prestamos atención a varias tareas, sino que saltamos muy rápido de una a otra.

Eso produce estrés. Además de requerir mucha más energía, claro.

Por eso, cuando centramos nuestra atención en las sensaciones corporales y recibimos los pensamientos con compasión, nuestra mente se relaja poco a poco.

Meditación en niños

Además de ayudarnos a desarrollar nuestra autoconsciencia, el escáner corporal es especialmente útil para iniciar a los niños y adolescentes en el mindfulness, porque les enseña a prestar atención a su propio cuerpo.

Al trabajar esa observación junto a la compasión y la gratitud, les ofrecemos una herramienta para verse como son realmente y aceptarse a sí mismos.

Por otra parte, toman el punto de vista del observador, desde donde pueden apreciar que esos pensamientos y esas historias que su mente cuenta no tienen necesariamente que ser la verdad.

El primer paso

Esta meditación está pensada para niños más pequeños (de unos 5 o 6 años).

Como te puedes imaginar, los beneficios de los que hemos hablado no se pueden conseguir en una sola meditación ni se pueden imponer. Utiliza este ejercicio para ofrecer al niño de tu vida herramientas que pueda usar cuando le sean necesarias.

Si tu hijo es aún más pequeño, prueba a jugar a centrar su atención en uno de sus sentidos. Por ejemplo, parad un momento durante un paseo en el campo y pídele que te diga qué sonidos escucha y de dónde vienen.

Recomendación

En mi experiencia los niños más pequeños no llevan muy bien que les guíen extraños. Por eso he pensado que sería mejor idea darte un guión, para que seas tú quién les guíe.

Te recomiendo que leas esta meditación unas cuantas veces, hasta que te sientas cómodo con los pasos, y luego te dejes llevar.

Dependiendo de su edad y su capacidad para estarse quieto, será más o menos capaz de participar, pero recuerda que lo que importa no es que lo haga bien o mal, sino que vaya siendo capaz de prestar atención a lo que siente su cuerpo.

Puedes saltarte todos los pasos que quieras y céntrate solo en una parte del cuerpo si tu hijo es menor de 5 años, o hacer pausas más largas si es más mayor y ves que le interesa.

Meditación: Escáner corporal

¡Vamos a por ello!

Meditaciones guiadas para niños

Tu Cuerpo

Ponte cómodo

Túmbate boca arriba. Estira las piernas y los brazos. Utiliza una almohada si lo necesitas.

Manos

Pon las manos suavemente en tu barriga.

Ojos

Puedes cerrar los ojos o dejarlos entrecerrados, lo que te ayude más a concentrate.

Tu Respiración

Respira profundamente

Coge aire por la nariz y suéltala despacio por la boca. ¿Sientes cómo tu barriga sube y baja cuando coges aire y lo sueltas?

Repite

Inténtalo de nuevo.
Arriba…Abajo
Lleno… Vacío

¡Muy Bien!

Escáner Corporal

  • Ahora imagina que miras con tu ojo interior. Ves un rayo de sol, que recorre todo tu cuerpo, y te calienta y te relaja allá por donde pasa.
  • Empieza por la cabeza, y notas tus mejillas, y luego tu boca por dentro. Puedes sentir hasta los dientes y la lengua.
  • Baja por el cuello, y sientes un cosquilleo muy agradable, casi como una corriente eléctrica que te recorre el cuerpo. 
  • Luego llega a los hombros, y baja por los brazos. Sientes de nuevo ese cosquilleo en los dedos de las manos y, tal vez, hasta en las palmas.
  • Ahora lo sigues mientras baja por el pecho y la espalda. Luego la barriga, llenándote de calorcito.
  • Sigue por las piernas, hasta los tobillos, y por fin llega a los dedos de los pies, que se llenan también de ese cosquilleo lleno de vida.

Quédate un momento aquí, a ver si puedes sentir esa sensación de relajación tan agradable por todo tu cuerpo al mismo tiempo.

  Casi se podría decir que irradias energía hacia afuera, como si tú mismo fueras el sol, ¿verdad? 

meditación infantil

¿Puedes sentirlo o imaginarlo? Si no, no le des muchas vueltas. Ya te lo imaginarás en otro momento.

¿Cómo te has sentido durante este ejercicio? ¿Has disfrutado? ¿Has sentido cosas que no esperabas? 

Si no has podido sentir o imaginar algo en concreto, no te preocupes.

Cuanto más practiques, más sensaciones y pensamientos serás capaz de reconocer.

Rumi

Versión audio

Por si te viene mejor así, aquí tienes la versión en audio.

¡Cuéntame cuál te ha venido mejor!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Responsable: Natalia Berlanga Pamies
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Bluehost (proveedor de hosting de nataliaberlanga.com) fuera de la UE. La Política de Privacidad de Bluehost se puede encontrar aquí. 
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas.
Lee la política de privacidad 

4 comentarios en «Práctica: Escáner corporal para niños»

  1. Hola Natalia,practicarè este ejercicio en algunas de mis clases con chicos de primaria.Te contarè.
    Un abrazo fuertote.
    Me encanta todo lo que escribes.

    Responder
  2. Hola buenas tardes,
    Mi nombre es Monica Islas soy psicóloga y me gustaría saber si este Escáner Corporal de Mindfulness también puede ser aplicado para un adulto así tal cual esta escrito.
    Sin más por el momento, espero su respuesta gracias.
    Saludos cordiales.

    Responder
    • Gracias, Mónica, por tu comentario.
      Por supuesto que se puede utilizar para un adulto. Está adaptado para niños solamente en el tono y el ritmo pero la esencia en el trabajo de la atención usando la respiración como foco es la misma que en las meditaciones para adultos.
      Aunque los estudios científicos que se están llevando a cabo parecen demostrar que los cambios en la fisiología del cerebro son más evidentes en meditadores con muchísimas horas de experiencia y que la práctica diaria debería ser mucho más larga (de al menos 20 minutos diarios), todos los investigadores y maestros parecen estar de acuerdo en que, para crear una rutina que podamos sostener en el tiempo, es más efectivo iniciarse con meditaciones que podamos manejar. O sea que es mejor una meditación de cinco minutos cada día, o incluso varios momentos al día en los que conectar con la respiración de unos segundos, antes que hacer una meditación larga al mes, por ejemplo.

      Responder

Comparte conmigo

Suscríbete

Responsable: Natalia Berlanga Pamies 
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado 
Destinatarios: Los datos que me facilitas se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing, Active Campaign, cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y sujeta al EU Privacy Shield.
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas. 

Suscríbete

Responsable: Natalia Berlanga Pamies 
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado 
Destinatarios: Los datos que me facilitas se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing, Active Campaign, cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y sujeta al EU Privacy Shield.
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas.