Meditacion y mindfulness

Unas Gotitas de Compasión

by

Nota: En este artículo hay enlaces de afiliados. Si decides comprar alguno de esos productos siguiendo el enlace en esta página, me llevaré una comisión y estarás ayudando a mantener este blog. ¡Gracias!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest
mindfulness practico

De todos los beneficios que te puede aportar la meditación, la compasión es uno de los más importantes, no solo porque es fundamental para cambiar los condicionamientos de la mente sino porque, sin ella, no podemos mejorar nuestra calidad de vida.

Pero, ¿cómo podemos empezar a trabajarla?¿Cómo podemos empezar a observar las cosas desde otro punto de vista?

¿Es posible dejar de criticarnos y criticar a los demás, dejar a un lado los juicios y dejar de creer esa pequeña voz en nuestra mente que nos dice lo poco que valemos?

mindfulness

Sí, es posible.

No es fácil, no te vayas a creer, pero es posible.

Unas gotitas de Compasión

Pero, para que las cosas se hagan bien, es mejor empezar pasito a paso. Y, aunque el ejercicio que te propongo no puede por sí mismo cambiar todos los condicionamientos, es muy buena forma de empezar a observarlos.

Este ejercicio está inspirado en una charla que vi hace años de Chade-Meng Tan, donde proponía desear felicidad a extraños.

Como era tan fácil, decidí practicarlo, y me sorprendió muchísimo el resultado.

Muy rápidamente sientes cómo tu día cambia, especialmente si estás un poco enfadado, o enfurruñado. Es como si, de repente, saliera el sol.

Con el tiempo aprendí también meditaciones de amabilidad amorosa (en inglés loving-kindness) y descubrí que, lo que había practicado hasta ese momento era solo el principio de un camino chulísimo. Si quieres saber más de Chade-Meng Tan, aquí tienes una charla con subtítulos en español (es un poco corporativa en favor de Google, pero sigue siendo muy interesante)

Y, de paso, te llevas un poquito de felicidad, ¡que nunca viene mal!

¿Vamos a ello?

Unas gotitas

mindfulness practico

de compasión

reloj de meditacion

Duración

Unos segundos.

Qué Trabajamos

Compasión, Gratitud, Empatía

Recomendación

Empieza por alguien a quien te resulte muy fácil querer.

check list

Qué necesitas

¡¡¡¡Absolutamente nada!!!!

Pasos

  • En cualquier momento del día, cierra un momento los ojos y piensa en alguien a quien te resulte fácil querer, con quien no tengas ningún problema. Tal vez un buen amigo, un niño o, incluso una mascota.
  • Permítete unos segundos para apreciar cómo te hace sentir pensar en esa persona.
  • Desea que sea felíz, que esté sano y viva en paz. No hace falta que se lo digas en voz alta, solo que lo pienses.
  • Date otro momento para apreciar cómo te sientes después de enviarle ese mensaje.
  • Cuando hayas practicado este ejercicio varias veces, prueba a hacer lo mismo con gente que te encuentres por la calle.
  • Fíjate en alguien, en quien sea, y simplemente piensa: Deseo que seas felíz, que estés sano y vivas en paz.
  • Hazlo al menos con tres personas cada día durante una semana. 
  • Después de ese tiempo observa cómo te sientes y si ha cambiado en algo tu visión de las cosas.

¿Cómo te hace sentir esta experiencia? ¿Te sientes más compasivo? ¿Te has descubierto con una sonrisa en los labios o tal vez te sientes falso deseando felicidad a un desconocido? ¿Has sido capaz de conectar con alguna persona?

Como siempre recuerda que no hay respuesta correcta. No tienes por qué sentirte diferente, solo necesitas darte cuenta.

meditador

Variaciones

 

Como ves, este ejercicio no requiere más que de unos segundos, la clave está en repetirlo a menudo.

Este formato es una versión básica de la meditación de la compasión (Metta), que en su versión formal se compone de los siguientes pasos:

1. Elige a una persona fácil de querer

2. Elige a una persona que te haga sentir indiferente (un desconocido)

3. Elige a una persona con la que te resulte difícil tratar.

4. Elígete a ti mismo.

Puedes ir ampliando la dificultad eligiendo a un tipo de persona u otro en función de cómo te sientas y de qué intuyas que necesitas trabajar en cada momento.

 

 

 

Confía. Observa. Escucha desde el Corazón.

Rumi

¿Quieres compartir cómo has vivido este ejercicio? Cuéntame en los comentarios, aprendamos todos juntos.

Créditos de imágenes: Iconos: ID 122002433; 122002410; 122002442; 122002326 de © Pressureua | Dreamstime.com. BombillaDesigned by Rawpixel.com MeditadorDesigned by Dooder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Responsable: Natalia Berlanga Pamies
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Bluehost (proveedor de hosting de nataliaberlanga.com) fuera de la UE. La Política de Privacidad de Bluehost se puede encontrar aquí. 
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas.
Lee la política de privacidad 

Comparte conmigo

Suscríbete

Responsable: Natalia Berlanga Pamies 
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado 
Destinatarios: Los datos que me facilitas se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing, Active Campaign, cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y sujeta al EU Privacy Shield.
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas. 

Suscríbete

Responsable: Natalia Berlanga Pamies 
Finalidad: Gestionar tu solicitud
Legitimación: Consentimiento del interesado 
Destinatarios: Los datos que me facilitas se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing, Active Campaign, cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y sujeta al EU Privacy Shield.
Derechos: acceso, limitación, rectificación y supresión de los datos si así lo deseas.